Dentro - Fuera

No Thumbnail Available
Date
2020
Journal Title
Journal ISSN
Volume Title
Publisher
Pontificia Universidad Javeriana de Cali
Abstract
El abuso de poder y el racismo frente a las comunidades afrodescendientes ha existido en Colombia desde los primeros decenios del siglo XVI cuando llegó el primer grupo de africanos a Colombia (“1 AFRICA EN COLOMBIA”, 2016, p.5). Fueron traídos en barcos de carga, viajaban en la parte inferior de los barcos junto a los alimentos y en algunas ocasiones junto a los animales, los españoles los sometieron como animales de carga para colonizar el nuevo territorio. Al legitimar la esclavitud de las comunidades afro, generaron heridas en el tejido de la sociedad, que se convirtieron a través del tiempo en cicatrices imborrables en la sociedad colombiana, dejaron rastros de un imaginario de inferioridad hacia las comunidades afro que aún permanece. A través de los años las comunidades se fueron trasladando a lo largo y ancho del país. Sin embargo, los mayores asentamientos en zonas urbanas se encuentran en departamentos como: El Valle del Cauca con un 25% del total de la población afro en Colombia, Antioquia con un 11,88%, Bolívar con un 11,50% y Chocó con un 6,69%. Esto quiere decir que el Valle de Cauca cuenta con el mayor porcentaje respecto a la concentración afro en todo el país, siendo un centro de referencia urbano en donde estas comunidades han vivido, se han desarrollado y también han vivenciado las secuelas postcoloniales. El camino para las comunidades afro ha sido difícil hasta hoy, donde la mayor parte de las comunidades afro pertenecen a los grupos más vulnerables y vulnerados económicamente del país. Pero la situación es más delicada para las mujeres afro que laboran como trabajadoras domésticas, puesto que en esta labor están expuestas a los mismos patrones de pensamiento que, oprimieron a sus ancestras en la colonia española de Nueva Granada.
Description
Keywords
Citation
Collections