Reflejos de valor

Abstract
Autoestima es un pilar fundamental en el desarrollo personal de los niños, y su importancia se acentúa duran¬te las edades de 9 a 13 años, una etapa conocida como la niñez intermedia y la preadolescencia. En este período, los niños comienzan a formar una imagen más definida de sí mismos, influenciada por sus interacciones sociales, logros académicos y el entorno familiar. La percepción que tienen de sus habilidades y su valor personal puede afectar profundamente su bienestar emocional y su ca¬pacidad para enfrentar los desafíos diarios. Durante estos años, los niños se vuelven más cons¬cientes de las expectativas sociales y empiezan a compa¬rarse con sus compañeros, lo que puede impactar signifi¬cativamente su autoestima. Una autoestima positiva les permite sentirse seguros, valorados y capaces de superar obstáculos, mientras que una baja autoestima puede lle¬var a problemas como la ansiedad, la depresión y dificul¬tades en las relaciones interpersonales.
Description
Keywords
Citation